miércoles, 12 de agosto de 2009

VIDEO: ¿Quién se lucra con la ocupación de Palestina?




Transcripción

LIA TARACHANSKY, periodista, The REAL NEWS: Hace cuatro años, en el verano de 2005, más de un centenar de organizaciones palestinas en pro de la justicia social y los derechos humanos se unieron bajo el estandarte de la Sociedad Civil Palestina. Juntas hicieron una llamada a grupos e individuos de todo el mundo "para imponer un amplio boicot e implementar iniciativas de desinversión contra Israel similares a las aplicadas a Sudáfrica en la época del apartheid".

La campaña se inició en todo el mundo como Movimiento por el Boicot, Desinversión y Sanciones, o BDS y ha aumentado drásticamente desde el reciente ataque de Israel contra Gaza la pasada Navidad.

Sindicatos, grupos religiosos, ONGs y otras organizaciones comenzaron a dirigirse a las empresas locales que se benefician de la economía israelí, presionándolas para que desinviertan. También han puesto en marcha el boicot contra los productos israelíes, y están dirigiéndose especialmente a empresas que producen, o se lucran en la Palestina ocupada. La campaña ha reivindicado el reciente anuncio de desinversión del grupo financiero franco-belga Dexia, que concedía préstamos a asentamientos coloniales israelíes en Cisjordania. Otra victoria que reivindican es el abandono de la empresa francesa Veolia Transporte Ferroviario, un controvertido proyecto de tren ligero en Jerusalén que estaba destinado a conectar Jerusalén occidental con asentamientos judíos en la ocupada Jerusalén oriental.

Ahora, los activistas están montando una campaña contra la empresa israelí de cosméticos AHAVA. Durante el ataque de Gaza, activistas británicos cerraron una tienda del centro de Londres que comercializaba productos AHAVA. En julio, activistas franceses montaron piquetes en un almacén parisino, y, más recientemente, el grupo estadounidense Code Pink montó protestas delante de las tiendas que venden productos Ahava en ciudades de Israel y de EEUU. The Real News las entrevistó en Washington, DC:

ABILEAH RAE, CODE PINK: Soy Abileah Rae, trabajo con Code Pink. Cuando estaba en la escuela secundaria fui a Israel con mi sinagoga y yo, como todos los demás de mi grupo de viaje, volví a casa con mis souvenirs de productos de belleza AHAVA para regalar a amigos y familiares. No sabía en ese momento, ni comprendía la horrible ocupación de Palestina. Y ahora que sé que AHAVA se produce en los territorios ocupados y se está beneficiando de la ocupación ilegal de Palestina, he dejado de comprar AHAVA y me he sumado al boicot y haré todo lo que pueda para que mis amigos, familia, y la gente que conozco y con la que trabajo sepan que éste es un producto que vulnera el Derecho Internacional y no deben comprarlo, y queremos mandar un mensaje claro a Israel de que no puede seguir con los negocios como de costumbre

La planta de fabricación de AHAVA y el centro de acogida se hallan ubicados en tierras Palestinas ocupadas, en un asentamiento israelí en el Mar Muerto llamado Mitzpe Shalem. Según una sentencia de 2004 de la Corte Internacional de Justicia, los asentamientos israelíes en los territorios ocupados son ilegales, porque Cisjordania sigue siendo territorio ocupado, capturado por Israel en la guerra de 1967. Pero los colonos israelíes continúan mudándose a Cisjordania, habiéndose duplicado su número en los últimos años, hasta casi medio millón.

Además de haber sido creado diez años después de la ocupación de lo que entonces era la Ribera Occidental de Jordania, por lo que es un asentamiento ilegal según el derecho internacional, Mitzpe Shalem también formó parte de un proyecto del ejército israelí. Fue establecido en 1977 por Nahal, una brigada de infantería que participaba en el desarrollo social y agrícola, principalmente en zonas ocupadas.

Los asentamientos israelíes de Cisjordania establecieron la empresa AHAVA, y controlan casi la mitad de sus acciones. La otra mitad se reparte entre dos empresas de inversión, perteneciendo la parte del león a la poderosa familia israelí Livnat - Hamashbir Holdings.

La familia figura en la lista del diario israelí Ha'aretz de 100 personas más influyentes de Israel. Además de su inversión en AHAVA, la familia Livnat se lucra en diversas formas de la economía de la ocupación.

Comenzó su ascensión al poder incluso antes de que el Estado de Israel fuese creado, con una modesta empresa de transportes, Taavura. Fundada por los hermanos Isaac y Abraham Livnat, Taavura es hoy la mayor compañía israelí de transportes, y su fundador es descrito por el editor del diario israelí Yediot Ahronot como "un magnate de los sectores de bienes inmuebles, vehículos, comercio, comunicaciones, seguros y banca; y uno de los principales accionistas de IDB Holdings Corporation."

Además de su participación en Ahava, la familia Livnat participa en el consejo de administración de IDB Holdings Corporation, la empresa de inversiones más grande de Israel. Muchas de las subsidiarias y firmas de la familia también forman parte del holding IDB. Muchas se benefician directamente de la ocupación, ya sea por la localización de sus factorías en Cisjordania, o ya sea por la construcción de la infraestructura de la red de asentamientos coloniales.

Por ejemplo, algunas de las mayores inversiones de la familia Livnat están en empresas agrícolas que cultivan productos en Cisjordania y en los Altos del Golán ocupado. Sus empresas IDB (Empresas de cemento Nesher Israel) también producen el cemento para la construcción del muro de segregación, y otras empresas, tales como la fabricante de fibra de vidrio FiberTech, tienen situadas sus fábricas en la Cisjordania ocupada.

La razón por la que AHAVA de la familia Livnat y otras empresas israelíes eligen ubicar sus fábricas en los territorios ocupados y no en el propio Israel, dice Merav Amir de Who profits? es debido a los incentivos gubernamentales.

MERAV AMIR, WHO PROFITS: Hay una reducción considerable en los precios de bienes inmuebles al mudarse a los Territorios, la mayoría de la zona de Cisjordania es considerada "Area Prioritaria A", que significa que hay reducciones de impuestos muy importantes y diferentes beneficios que reciben del gobierno. Se benefician de una importante reducción de impuestos, tanto para los empleados como para las propias empresas. Y aunque se supone que las empresas en Cisjordania tendrían que pagar impuestos, nunca los han pagado. En 2002 hubo un informe de una crítica interna del gobierno y en el informe se expone que no se recogieron ingresos fiscales en Cisjordania, pero que ahora tienen que hacerlo. La tercera cosa que hace muy atractiva la apertura en Cisjordania es que, aunque existen diferentes tipos de normas, como las leyes medioambientales, su implementación es muy laxa. Muchas veces las empresas se trasladan a Cisjordania donde no les pondrán objeciones sus vecinos, porque si usted está en una zona que está poblada por palestinos, estos no pueden decir nada sobre quién puede abrir un negocio en torno a sus casas. Un incentivo adicional para muchas empresas es que tienen acceso a mano de obra palestina muy barata.

Pero la familia Livnat no sólo produce el cemento para la construcción del muro de Segregación. De hecho, ayudó a construirlo. En la década de los 1980 uno de los hijos de la familia Livnat se trasladó a los Países Bajos y se convirtió en un importante accionista de Riwal, una compañía de grúas que ayudó a construir el muro de segregación.

Un informe de 2006 de Electronic Intifada expuso que "En una declaración, la empresa admitió su participación en la construcción del muro y argumentó que las actividades conexas se aceptaron y ejecutaron puramente como una "orden comercial."

La misma Corte Internacional de Justicia que dictaminó que los asentamientos israelíes en la ocupada Cisjordania son ilegales, dictaminó asimismo que el muro de segregación que Israel está construyendo es también ilegal.

El gobierno holandés advirtió entonces a Riwal de que pusiera fin a la construcción, pero aún en 2007 Ha'aretz informó que el grupo pacifista que dirigió la campaña contra Riwal, Ciudadanos Unidos por la Paz, "presentó pruebas que demuestran que Riwal estaba todavía suministrando equipo a los contratistas del muro."

The Real News se puso en contacto con Riwal para preguntarles si seguían implicados en la construcción del muro. En una respuesta por correo electrónico, Rik Maaskant que lleva las relaciones públicas para Riwal-Israel y su compañía hermana neerlandesa, negó cualquier participación "Ni el Riwal Holding Group, ni Riwal-Israel están participando en la construcción o el mantenimiento de la barrera de seguridad de Israel ni ninguno de ellos tiene la intención de hacerlo en el futuro."

Pero además de lucrarse con el territorio ocupado de Cisjordania, la construcción de la infraestructura de la ocupación, y el suministro de productos y servicios a los asentamientos que son ilegales en virtud del Derecho Internacional, la familia Livnat se enfrenta a serios desafíos. Las activistas están presionando para que la empresa desinvierta en la economía de la ocupación.

MEDEA BENJAMIN, CO-FUNDADORA DE CODE PINK: Aquí estamos en frente de esta farmacia en Washington DC que vende un producto llamado AHAVA. En el producto dice que está "Fabricado en Israel", pero nosotros estuvimos en Israel y visitamos la fábrica. No está fabricado en Israel, se fabrica en la Palestina ocupada. Está hecho con la tierra robada a los palestinos, este barro que me he puesto es barro robado de los territorios palestinos. Por eso hemos puesto en marcha un boicot para pedirle a la gente que deje de comprar productos AHAVA.

Pero el gobierno israelí no ve el problema. Daniel Seaman, Director de la Oficina de Prensa del Gobierno habló para The Real News sobre el asentamiento en el que está ubicada AHAVA. En su opinión, no hay diferencia entre empresas que producen en Israel o en los Territorios Ocupados, porque en su opinión, todas ellas son parte del gran Israel.

DANIEL SEAMAN, DIRECTOR DE LA OFICINA DE PRENSA DEL GOBIERNO ISRAELÍ: "Mitzpe Shalem está en los Territorios. No importa, Mitzpe Shalem está en Israel. No está en los territorios, está en el valle del Jordán, es parte de la Tierra de Israel, ¿cual es la diferencia?, no entiendo cual es su problema. Todo lo producido por una empresa israelí es israelí."

Sin embargo, según numerosas resoluciones de la Asamblea General de Naciones Unidas, e incluso las del Consejo de Seguridad, los asentamientos establecidos después de 1967, en la ocupada Cisjordania, Gaza, Jerusalén oriental y los Altos del Golán "no tienen validez legal y constituyen un grave obstáculo para el logro de una paz amplia, justa y duradera en Oriente Medio"

Por lo tanto, sea cual sea la etiqueta que pongan a sus productos, las empresas israelíes han estado sintiendo la crisis de la recesión económica, junto con la campaña de boicot internacional. El periódico de negocios israelí, The Marker, informó en marzo sobre los resultados de su encuesta, revelando que un quinto, o un 21% de las empresas israelíes están directamente afectadas por la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones.