jueves, 13 de agosto de 2009

Israel “No Convertirá a Jordania en Palestina”

12/08/2009 - Almanar

Una delegación se responsables de seguridad israelíes viajó en secreto a Jordania la pasada semana para calmar las preocupaciones del reino jordano acerca de la posibilidad de que Israel planee expulsar a los palestinos residentes en la Cisjordania ocupada hacia el reino hashemita, señaló el Jerusalem Post.

El propósito de la visita fue el asegurarse de que “los lazos estratégicos entre ambos países no se verán dañados.”

“La delegación estuvo encabezada por varios responsables de la Oficina de Seguridad Diplomática del Ministerio de Defensa israelí, que se reunieron con altos responsables cercanos al Rey Abdullah II.

La visita ha sido calculada como una parte de los esfuerzos israelíes para suavizar la inquietud jordana con respecto a una propuesta del diputado de la Unión Nacional, Arye Eldad, presentada en el Knesset hace dos meses para que se diera la nacionalidad jordana a los palestinos.

En ese momento, el ministro de Exteriores jordano, Nasser Judeh, convocó al embajador israelí en Amman, Yaacov Reuven, y le transmitió una fuerte protesta “por el debate que tiene lugar en el Knesset sobre una moción sobre los así llamados “dos estados para dos pueblos” a ambas orillas del Río Jordán.”

Responsables de defensa israelíes dijeron esta semana que a pesar de las garantías israelíes de que el gobierno de Netanyahu no estaba planeando expulsar a los palestinos a Jordania, la ansiedad de Amman era todavía alta, lo que era una indicación de que “los jordanos están todavía preocupados por la posibilidad de que Israel esté considerando a Jordania como una alternativa para un estado palestino.” “La visita estuvo dirigida a calmar dichos miedos y asegurar que las relaciones estratégicas entre ambos países continúan vigentes,” dijo uno de los responsables.

Alarmado por los rumores acerca de un posible plan, respaldado por EEUU, para convertir a Jordania en una patria para los palestinos, Abdullah está planeando una serie de pasos para impedir cualquier intento de reasentar a los refugiados palestinos en el reino.

Los rumores fueron alimentados por declaraciones acerca de un plan para establecer un gobierno descentralizado en Jordania, donde las comunidades locales disfrutarían de algún tipo de autonomía.

La decisión de las autoridades jordanas de revocar la ciudadanía de los palestinos en Jordania -que componen más del 70% de la población del reino- ha añadido combustible al fuego al dar sustancia a los rumores.

Se cree que al menos 40.000 palestinos han sido privados de su estatus de ciudadanos jordanos en los últimos meses.

El ministro del Interior jordano, Nayef al Kadi, explicó que la decisión de rescindir el la ciudadanía a los palestinos fue tomada para impedir los ostensibles planes para transformar el reino en un estado palestino.

"Jordania no es Palestina del mismo modo que Palestina no es Jordania,” dijo el ministro tratando de justificar la medida. “Queremos ayudar a que los palestinos regresen a su hogar.”

Los rumores, que se incrementaron a la luz de la revocación de la ciudadanía jordana a los palestinos, llevaron al monarca a realizar una visita sorpresa a los cuarteles de las Fuerzas Armadas Jordanas el pasado fin de semana.

Dirigiéndose a los jefes del Ejército, Abdullah dijo que los rumores estaban dirigidos a dañar la unidad nacional y estabilidad de Jordania. Él añadió que ellos habían sido hechos circular por personas “con agendas sospechosas” y pidió a todos los jordanos que se opongan a esta “enfermedad.”

El rey añadió que el compromiso de Jordania con el derecho al retorno de los refugiados palestinos es “constante e inmodificable.”