martes, 4 de agosto de 2009

Ghoul: los dirigentes israelíes deben ser juzgados por sus crímenes contra las mujeres reclusas

[04/08/2009 - 12:28 PM]

GAZA, (PIC) - El Ministro de asuntos de los presos Mohammed Al-Ghoul ha dicho que los dirigentes israelíes deben ser juzgados como criminales de guerra por sus flagrantes violaciones de los derechos de las presas palestinas.

En una conferencia de prensa celebrada en Gaza el lunes dijo que el número de mujeres presas en las cárceles de la ocupación israelí asciende a 65, tres de las cuales son de la Franja de Gaza, cuatro de Jerusalén y el resto de Cisjordania.

Ghoul dijo que la autoridad israelí de prisiones está impidiendo que las presas se visiten unas a otras y mantengan correspondencia con sus familias.

También son privadas de ropa nueva y zapatos, aparte del hecho de que sus celdas son asaltadas a altas horas de la madrugada, con registro de sus pertenencias, dijo, añadiendo que las presas están sometidas a régimen de aislamiento y son obligadas a pagar fuertes multas monetarias bajo pretextos triviales.

Las mujeres cautivas sufren de deliberada negligencia médica, dijo, señalando que un tercio de ellas padecen enfermedades graves, entre las que está el caso de Amal Juma que tiene cáncer, y Nawal Al-Saadi, que sufrió un derrame cerebral a causa de la tortura.

Seis de las presas son menores de edad, subrayó el ministro, agregando que tres fueron secuestradas con sus maridos, tres están bajo detención administrativa, y cinco tienen hermanos también cautivos en las cárceles israelíes.