martes, 8 de septiembre de 2009

Es la Actitud de los Colonos lo que Importa, No un Acuerdo entre EEUU e Israel

07/09/2009 - Almanar

El corresponsal de Haartez, Amos Harel, se ha preguntado si los norteamericanos habrían conocido por anticipado la intención de Israel de autorizar la construcción de 500 nuevas viviendas en los asentamientos de Cisjordania.

Según Harel, “el foco de la discusión está centrado en los puntos logrados en el duelo entre Obama y Netanyahu, pero lo importante es ver si el acuerdo que se alcance entre ambos logrará el resultado declarado que para los norteamericanos significa el detener la construcción en los asentamientos o al menos reducirlo de forma muy sustancial.

La respuesta que va tomando forma señala que eso será posible, pero sólo de forma parcial -y que la congelación se dejará sentir en los grandes bloques de asentamientos que se hallan en su mayor parte al oeste del muro de separación y de los que se espera que continúen formando parte de Israel si hay un acuerdo con los palestinos.”

Harel añade que “en el salvaje este... las oportunidades de una aplicación real de la congelación parecen ser mínimas,” citando los esfuerzos para crear nuevas realidades sobre el terreno “de un dunam cada vez.” Estos hechos, dice Harel, no cambiarán sólo porque el presidente Obama quiera.

“En la pasada década, los colonos han estado utilizando los puestos para expandir gradualmente el territorio bajo su control, debido a la falta de control del Estado y a la mínima actuación dirigida a impedírselo,” explicó el corresponsal de Haaretz. Harel citó a un alto responsable de defensa que afirma que “la ley israelí nunca se ha aplicado en estas áreas.

Presumamos que la Administración Civil detecta la construcción en un puesto ilegal. ¿Qué haría? Ellos emitirían una orden sobre el muro de caravanas pidiéndoles a los colonos que lo evacuaran. Ellos ni siquiera se molestarían en rasgar el papel y continuarían con su actuación.”

Harel espera que la situación sea mucho peor si esta actitud de los colonos continúa cuando entre en efecto la congelación. “Si los colonos creen que han perdido este asalto, ellos no tendrán razón para jugar según las reglas. En lo que se refiere a los bloques de asentamientos, la situación es diferente: los proyectos son grandes y requieren grandes inversiones y fuertes contratistas. Ellos no pueden construir sin permiso del Estado porque se arriesgarían a graves pérdidas,” señaló.

Harel concluyó diciendo que “los norteamericanos sabrán lo que está ocurriendo; ellos no pierden mucho detalle debido a los satélites y la CNN. Y lo que pierdan les llegará a través de Paz Ahora y sus organizaciones asociadas.”