martes, 8 de septiembre de 2009

Rumania desmantela red israelí de traficantes de óvulos.

29 Jul 2009 00:17:58 GMT - PRESS TV

Dos médicos israelíes y otros tres han sido detenidos y encarcelados en Rumania por sospecha de tráfico de óvulos humanos.

Los dos ginecólogos israelíes están acusados de "tráfico de óvulos humanos, implicación en un grupo delictivo, y practicar la medicina sin licencia", dijo a AFP el martes Codrut Olaru, fiscal jefe del Departamento Rumano de Crimen Organizado.

Dijo que después de interrogar a los sospechosos durante varias horas el martes, la fiscalía decidió retenerlos durante 24 horas.

Los dos ginecólogos, a los que se les prohibió salir del país la semana pasada, "no tenían la autorización requerida para ejercer en Rumania", agregó.

La cónsul general de Israel en Bucarest, Lili Ben-Harush, identificó a los israelíes detenidos como profesor Nathan Levitt y Dra. Genya Ziskind.

La semana pasada unos 30 israelíes fueron detenidos en una clínica de fertilidad de Rumania por delitos similares.

La clínica es propiedad de los israelíes padre e hijo Harry y Yair Miron, que permanecen en prisión por orden de los fiscales de Rumania.

Los dos dirigían la clínica Sabyc en Bucarest, que está especializada en fertilización in vitro (IVF) y cirugía plástica.

Son sospechosos de reclutar mujeres rumanas de entre 18 y 30 años, pagándoles entre 800 y 1.000 Leis (USD 271 a USD 338) por sus óvulos, que luego venden a 8.000 - 10.000 euros (USD 11.339 - USD 14.174) a mujeres que necesitan fertilización artificial, informó el diario rumano Gardianul.

Según el periódico, los ingresos anuales de la clínica ascienden a unos 20 millones de euros (USD 28,4 millones).

La mayoría de los clientes procedían de Israel, Italia, y Gran Bretaña.