domingo, 6 de septiembre de 2009

Palestinos Indignados por la Decisión de Israel de Construir en los Asentamientos

05/09/2009 Almanar

Israel aprobará la construcción de centenares de nuevas viviendas en los asentamientos de Cisjordania antes de sopesar una congelación buscada por Washington, en una decisión que ha provocado la indignación de los palestinos.

Dicho plan también irritará con toda probabilidad a la Administración estadounidense, que ha estado presionando en favor de una congelación de los asentamientos judíos en un esfuerzo para reiniciar las estancadas conversaciones de paz en Oriente Medio. “En los próximos días, el primer ministro aprobará el inicio de la construcción y luego podría considerar una congelación por tiempo limitado bajo ciertas condiciones,” dijo un responsable israelí a AFP.

Confirmó en un artículo aparecido en el Jerusalem Post que el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, consideraría una moratoria en favor de la construcción en los asentamientos “durante unos pocos meses” después de dar luz verde a la construcción de varios centenares de viviendas en la Cisjordania ocupada.

El diario israelí dijo que el trabajo en 2.500 viviendas, que está en la actualidad realizándose, continuaría como parte de un plan que ha sido visto como un intento de apaciguar a los miembros de extrema derecha del Partido Likud de Netanyahu.

El alto negociador palestino, Saib Erekat, dijo que la planeada acción israelí era “inaceptable”. “Creo que la única cosa que será suspendida por este anuncio es el proceso de paz,” dijo Erekat.

(Foto: Anuncio de venta de pisos en una colonia)

La comunidad internacional considera que todos los asentamientos israelíes en el territorio palestino son ilegales y un obstáculo fundamental a los esfuerzos por la paz en Oriente Medio, que han estado bloqueados desde diciembre.

El Jerusalem Post dijo que cualquier moratoria temporal sobre la construcción sería sólo aplicada “si las condiciones son las adecuadas,” incluyendo si los estados árabes se mueven hacia delante con la normalización de relaciones que Israel está buscando.

Un informe similar en el diario Haaretz dijo que Netanyahu habló a responsables estadounidenses de su decisión de autorizar la construcción en los asentamientos hace varias semanas. “Los responsables norteamericanos no se mostraron de acuerdo y no estaban contentos con este hecho, pero lo pusimos sobre la mesa hace varias semanas de todas formas”, dijo un alto responsable israelí no identificado al periódico.

Los medios de comunicación dijeron que Netanyanu abordará este tema con el enviado de EEUU para Oriente Medio, George Mitchell, que tiene previsto viajar a la región la próxima semana.

El primer ministro israelí ha dicho de forma consistente que la soberanía israelí sobre el Jerusalén ocupado era algo inequívoco y que su gobierno no aceptaría ninguna limitación de la misma; que Israel tenía que asegurar la continuación de la vida normal en los asentamientos y que había que hallar un equilibrio entre la necesidad de lanzar un proceso político y la de asegurar la vida normal en los asentamientos.

Erekat insistió en que Israel había respondido con “un total desafío” a los llamamientos estadounidenses en favor de una total congelación. “La respuesta oficial israelí está siendo dada sobre el terreno mediante la continuación de las viviendas y asentamientos,” señaló.

Los palestinos se han negado a reanudar las conversaciones de paz hasta que Israel congele la construcción de los asentamientos en Cisjordania y el anexionado Jerusalén Este, que ellos quieren convertir en la capital de su futuro estado.

“Con respecto al proceso de paz, reafirmamos que estamos enteramente dispuestos a ir adelante con las negociaciones para el estatus final si Israel detiene la construcción en los asentamientos,” dijo el presidente, Mahmud Abbas, el jueves.

“Ésta es la principal preocupación de la Administración norteamericana y la de todos los amigos europeos con Francia a la cabeza,” dijo en una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Exteriores francés, Bernard Kouchner, cuando él comenzó una visita a París. “Creo que podremos ver un resultado este mes,” dijo Abbas.