miércoles, 9 de septiembre de 2009

Tribunal israelí libera a un prisionero de Hamas, pero no le permite volver a casa

Miércoles Septiembre 09, 2009 00:43
por Saed Bannoura - IMEMC y Agencias

Fuentes palestinas informaron ayer que un tribunal israelí decidió la puesta en libertad del Sheikh Abdullah Yassin, de la ciudad Cisjordana de Tulkarem, pero no le permitirá volver a Tulkarem, y en vez de ello quiere deportarlo a Belén, sujeto a determinadas restricciones y condiciones.

Yassin, portavoz de Hamas en Tulkarem, pasó 27 meses en detención administrativa, sin cargos.

La acusación israelí exigió al Tribunal de Justicia que renovara las órdenes de detención administrativa contra Yassin, pero el tribunal decidió ponerlo en libertad a condición de deportarle a una zona de Belén en lugar de permitirle volver a su casa en Tulkarem.

El tribunal decidió que la puesta en libertad está sujeta a las siguientes condiciones:

1. Yassin sería deportado a una zona de Belén, y debe tener una dirección clara allí.

2. Le estará prohibido entrar en las ciudades de Belén y Hebrón, y no se le permitiría utilizar la carretera principal que conduce al norte de Cisjordania.

3. No se le permite participar en reuniones públicas, lo que también incluye no practicar su profesión de Imán ni cualquier otra profesión que le obligue a estar entre grupos de personas.

4. En caso de que "viole" las condiciones, sería detenido y puesto de nuevo bajo órdenes de detención administrativa.

Grupos de derechos humanos palestinos criticaron la decisión del tribunal y dijeron que las políticas de deportación de Israel con las que ha deportado a decenas de detenidos a países extranjeros violan la ley internacional. Después de la Intifada de Al Aqsa empezó deportando palestinos de Cisjordania a la Franja de Gaza, y también deportó a varios detenidos a Europa.

El movimiento Hamas, dijo que la decisión es ilegal y viola los principios básicos de derechos humanos, máxime cuando Israel nunca presentó cargo alguno contra Yassin.

El movimiento añadió que esta decisión es "otro ejemplo de las políticas racistas de Israel, y sus políticas ilegales de aislar los territorios palestinos entre sí para crear una solución de facto que sirva a sus intereses.

El movimiento también dijo que esas políticas son el resultado de los acuerdos de Oslo y las conversaciones con "la entidad sionista".