miércoles, 2 de septiembre de 2009

Ex detenida revela el sufrimiento de sus compañeras de prisión en Hasharon

[30/08/2009 - 12:56 PM]

NABLUS, (PIC) - La ex detenida Sabrin Abu Amara, recientemente liberada de la prisión de Hasharon, dijo que las reclusas de esta cárcel viven en duras condiciones de encarcelamiento en el mes santo del Ramadán.

Abu Amara dijo al Centro para los Estudios de los Prisioneros que la tensión entre las presas y la administración penitenciaria de Hasharon se agravó después de que impidieron a los carceleros llevar a cabo un registro en la sección la semana pasada.

Añadió que la administración de prisiones prohibió las visitas a la cárcel durante el Ramadán, especialmente para las presas de Hamas a las que no se les permitió ver a sus hijos y familias.

La ex detenida señaló también que no hay horario para el suministro de alimentos durante el mes de Ramadán, y añadió que la comida que sirven es muy pobre y no apta para consumo.

Con respecto al niño de 19 meses Yousuf Al-Zak, la ex detenida dijo que la administración penitenciaria dejó que el niño y su madre Fátima estuvieran todo el día en el pasillo fuera de la celda.

Abu Amara pasó seis años consecutivos en la cárcel y fue puesta en libertad la semana pasada de la cárcel de Hasharon.

En otro contexto relacionado, la Sociedad de Presos Palestinos, dijo el domingo que la prisionera Najwa Abdelghani de la aldea de Saida en Tulkarem denunció graves violaciones cometidas por las fuerzas israelíes de ocupación (FIO) durante su detención.

Según el club, la prisionera Abdelghani reveló que las tropas de las FIO asaltaron su casa el 21/7/2009 en Saida y de modo brutal forzaron a su familia a salir afuera antes de secuestrarlos a ella y a su hermano.

Luego la llevaron a la prisión Al-Sharon y la encerraron con convictos israelíes en una celda durante dos días antes de trasladarla a la cárcel de Jalama donde permaneció 14 días.

Dijo que en la prisión de Jalama, estuvo expuesta a un intenso interrogatorio entre insultos y gritos de diferentes funcionarios israelíes y a medida que pasaban los días la situación era cada vez peor, lo que la hizo caer enferma y demacrada por la falta de comida y de horas de sueño.

Después de 14 días, la detenida fue trasladada en cadenas a la prisión de Damon, cerca de Jalama, según el club.

En otro orden de cosas, el foro de periodistas palestinos denunció enérgicamente a Israel por secuestrar a más periodistas y pidió a los medios de comunicación árabes e internacionales así como a las organizaciones de derechos humanos que intervengan urgentemente y de modo serio para conseguir que los liberen.

Las tropas de las FIO secuestraron en la madrugada del sábado a los periodistas Mohamed Mona y Gofran Zamel, tras allanar sus hogares en Nablus.

El foro dijo que esos periodistas se suman a otros detenidos anteriormente, que permanecen en las cárceles israelíes.