jueves, 3 de septiembre de 2009

Ministros Israelí y Palestino se Reúnen por Primera Vez en Medio Año

02/09/2009 Almanar

El viceprimer ministro israelí, Silvan Shalom, se reunió con el ministro de Economía palestina, Bassem Juri, en el Jerusalén ocupado el miércoles para mantener las conversaciones de más alto nivel entre Israel y responsables palestinos en medio año.

El encuentro fue el primero entre un ministro de la Autoridad Palestina y uno israelí desde que el gobierno del primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, tomó posesión del cargo en marzo. Hasta el miércoles, los ministros palestinos habían boicoteado a sus homólogos israelíes.

Durante las conversaciones, que tuvieron lugar en el Hotel Rey David, los ministros discutieron propuestas económicas para mejorar la vida de los palestinos. La agenda incluía la suavización de las restricciones para la entrada de empresarios palestinos en Israel; el aumento de las exportaciones israelíes de carne a Cisjordania y de las de productos lácteos de Cisjordania a la entidad sionista y el permiso a más palestinos para que reciban ayuda médica en Israel, señalaron responsables israelíes.

Los parques industriales conjuntos -una idea que se diluyó durante los anteriores periodos de violencia- también fueron uno de los temas tratados en las conversaciones.

Netanyahu ha dicho que quería obtener una “paz económica” con los palestinos, añadiendo que esto reduciría el riesgo de violencia y allanaría el camino para unas conversaciones más sustantivas que sirvan para resolver el conflicto de varias décadas.

Muchos palestinos temen que Netanyahu esté utilizando la paz económica como una hoja de parra para evitar alcanzar un acuerdo político sobre la creación un estado palestino. Y los críticos en ambos lados han señalado que las intifadas palestinas contra Israel produjeron en ocasiones ganancias sin paralelo en la asediada economía palestina.

Juri y Shalom se dieron la mano antes de encerrarse en una sala del hotel.

Juri dijo que el objetivo del encuentro era mejorar las condiciones de vida de los palestinos.

La mejora económica en la Cisjordania ocupada podría fortalecer a Abbas, aumentando el contraste entre la miseria de la empobrecida y aislada Franja de Gaza, gobernada por su rival, el movimiento de resistencia islámica Hamas. El apoyo popular a Abbas se redujo en los pasados meses porque no tenía nada que ofrecer tras un año de conversaciones con el predecesor de Netanyahu, Ehud Olmert.

Israel impuso obstáculos en las carreteras y otras restricciones de viaje en el punto culminante de la violencia a principios de esta década, afirmando que eran necesarias para impedir el movimiento de los combatientes de la resistencia.

Gaza se encuentra bajo un fuerte bloqueo israelí y egipcio que mantiene la Franja abierta sólo lo bastante para evitar una crisis humanitaria.