jueves, 3 de septiembre de 2009

Los Responsables de Defensa Israelíes se Niegan a Liberar a Shalit

02/09/2009 Almanar Varios responsables de defensa israelíes comentaron un discurso realizado por el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, el martes durante el cual, dijo a unos estudiantes de enseñanza media que Israel no liberaría al soldado de ocupación capturado Gilad Shalit, o cualquier otro que sea hecho prisionero por el enemigo “ a cualquier precio.”

El antiguo ministro de Defensa, Moshe Arens, dijo a Ynet que “normalmente no me expreso como hizo Ehud Barak, pero ésas son palabras que no se pueden discutir.”

Arens añadió: “Quien va al Ejército se arriesga a ser herido, muerto o capturado. Esperamos que esto no le ocurra a nadie, pero es parte de la esencia de un ejército.”

Sin embargo, el antiguo número dos del Mossad, Amiram Levine, dijo que el ministro de Defensa debería haber guardado silencio, aunque se mostró de acuerdo con el mensaje de Barak.

“El Ejército israelí no es una agencia de seguros. Vivimos en un área que está todavía en guerra, así que lo que Barak llamó “gimoteos” es en realidad comportarse de una manera débil, que no producirá resultados,” dijo Levine. “El eslogan “a cualquier precio” está vacío de significado. Cuando tú dices eso, quieres decir un alto precio.”

Sin embargo, otros responsables israelíes expresaron opiniones contrarias. El antiguo jefe del Shin Bet, Ami Ayalon, dijo que el ministro de Defensa no debería haberse expresado como lo hizo ya que “planteó dudas entre los más jóvenes en lo que se refiere a alistarse.” “Los soldados van a la guerra con un sentimiento de fe en las cosas por las que están luchando, en sus jefes y en la sociedad que les envió a luchar, matar y morir,” señaló.

Ayalon añadió que no estaba claro cuál es el significado de “a cualquier precio.” Dijo que los soldados no deben ser puestos en peligro para llevar a cabo una operación militar con el fin de lograr el rescate de un soldado. “Sin embargo, si el debate es acerca de los prisioneros o las negociaciones sobre los prisioneros con sangre en sus manos, creo que las expectativas de que Israel traiga de regreso a Gilad a cambio de su liberación son más que legítimas.”