miércoles, 2 de septiembre de 2009

Un padre pide a la Cruz Roja que localice a su joven hija detenida

02 de septiembre 2009
por Saed Bannoura - IMEMC Noticias

Abu Ayman, padre de Ghofran Al Zamel, que fue secuestrada por el ejército israelí hace cuatro días, pidió a la Cruz Roja Internacional y a otros grupos de derechos humanos que intervengan para pedir a Israel que revele el lugar donde está detenida Ghofran y por qué motivo fue secuestrada.

Ghofran es la hija menor de Abu Ayman. Le dijo a la Sociedad Waed, que defiende los derechos de los detenidos, que los soldados irrumpieron en su casa de madrugada y forzaron a la familia a salir afuera antes de declarar que venían a arrestar a Ghofran.

Añadió que el momento de su detención ha sido el mas duro de su vida, y que fue como un shock. ¿Por qué ella? ¿Qué le va a pasar? ¿Dónde la tienen retenida?

Exigió a la Cruz Roja y a otros grupos de derechos humanos y jurídicos que intervengan sobre todo porque la familia no conoce su paradero, ni las razones de su detención.

El padre añadió que teme que los interrogadores israelíes la estén torturando y estén abusando de ella.

Ghofran solía trabajar como recepcionista en el Diario Palestina antes de que lo cerraran.

Es la más joven de seis hermanos; uno de sus hermanos fue asesinado a tiros por el ejército israelí, otro hermano está encarcelado por Israel y un tercer hermano fue deportado en 1992.

La Sociedad de Waed dijo que todas las organizaciones internacionales y los tratados de derechos humanos indican claramente que las familias de los detenidos deben ser informadas del paradero de sus familiares detenidos.

La sociedad agregó que Israel ha intensificado sus violaciones contra los detenidos, especialmente contra las mujeres detenidas, y secuestraron a varias, entre ellas a ex reclusas.

Añadió que los presos fueron recientemente objeto de repetidos ataques, especialmente en la prisión de Ha-Sharon, donde fueron forzados a desnudarse por completo para ser cacheados, tras irrumpir los soldados en sus celdas.

Hizo un llamamiento a los grupos de derechos humanos y las organizaciones internacionales de mujeres para que intervengan y denuncien las violaciones ilegales de Israel contra los detenidos, especialmente contra las mujeres detenidas.