miércoles, 9 de diciembre de 2009

Golda Meir intentó evitar la emigración a Israel de judíos polacos minusválidos

Fuente: Agencia EFE

Golda Meir propuso frenar la emigración a Israel de judíos polacos "enfermos y minusválidos" en 1958, cuando dirigía la diplomacia del país, según un documento secreto del Ministerio de Exteriores obtenido por un investigador.

"En el Comité de Coordinación se ha elevado una propuesta para informar al Gobierno polaco de que queremos establecer una selección en la emigración judía a Israel porque no podemos seguir aceptando gente enferma y minusválida. Por favor, dame tu opinión sobre si esto puede explicarse a los polacos sin dañar la inmigración", señala el texto citado por el diario 'Haaretz'.

Considerado "máximo secreto", el documento es una comunicación escrita por Meir al entonces embajador israelí en Varsovia, Katriel Katz, en abril de 1958. Su descubridor es Szymon Rudnicki, un historiador polaco en la Universidad de Varsovia que analiza con investigadores israelíes las relaciones entre ambos países en la época.

Los judíos polacos que emigraron a Israel en los años 50 eran supervivientes del Holocausto y, por tanto, algunas de las enfermedades y discapacidades a las que aludía Meir podrían ser incluso consecuencia del genocidio.

Rudnicki explicó a 'Haaretz' que ni los archivos oficiales de Israel ni los de Polonia contienen respuesta alguna del embajador a la demanda de Meir, quien posteriormente ocupó el cargo de primer ministro entre 1969 y 1974.

Oleadas migratorias

El documento se enmarca históricamente en los años (1956-58) de la denominada "aliá [emigración judía a Israel] Gomulka", que toma el nombre del entonces presidente polaco, Wladyslaw Gomulka. Ésta fue la segunda gran oleada migratoria del país europeo a Israel, tras una primera en la que Varsovia impidió abandonar el país a aquellos judíos con profesiones que consideraba fundamentales para su economía y sociedad, como médicos o ingenieros.
"Desde 1956 los polacos no pusieron limitaciones y, desde luego, no enviaron intencionadamente personas minusválidas y ancianas a Israel. Ésa es una historia israelí, no polaca", sentencia el investigador.

2009-12-09 06:47:18

Fuente: Palestinalibre