miércoles, 9 de diciembre de 2009

La UE cede a la presión israelí

Los 27 eluden reconocer Jerusalén Este como capital de un Estado palestino

DANIEL BASTEIRO - Bruselas - 08/12/2009 22:13 - Público

Tras una semana de intensas presiones israelíes, los 27 han obviado el reconocimiento explícito de Jerusalén Este como futura capital del Estado palestino.

Las conclusiones del Consejo de Ministros de Exteriores, celebrado el martes, no exigen el reconocimiento de la parte oriental de la ciudad, tal y como pretendía la presidencia de turno (sueca) de la Unión Europea (UE) y como constaba en los borradores del documento, vistos por Público. En su lugar, la UE llama a "encontrar el camino mediante negociaciones que resuelvan el estatus de Jerusalén como la futura capital de dos Estados".

Las conclusiones, que piden a Israel que cese definitivamente los asentamientos de colonos judíos en territorio palestino, llaman a ambas partes a volver a unas negociaciones en este momento estancadas. "Estamos preocupados porque no vemos los avances que nos gustaría", reconoció Carl Bildt, ministro de Exteriores sueco y probable autor del reconocimiento que finalmente no prosperó.

"Si quieres negociar, no puedes decidir la cuestión del estatus [de Jerusalén] de antemano", aseguró Guido Westerwelle, ministro de Exteriores alemán y parte del grupo de países que rebajó el tono del comunicado.

Fuentes del Consejo recuerdan que el texto, si bien mantiene la posición habitual de la UE, es bastante más crítico con Israel de lo que acostumbra a ser la UE, que reivindica su papel mediador en el conflicto. "La UE no aceptará ningún cambio a las fronteras previas a 1967" y recuerda que "nunca ha reconocido la anexión de Jerusalén Este" por parte de Israel, asegura el texto. Eso sí, los 27 respetarán "el acuerdo" al que lleguen israelíes y palestinos, incluso si introduce algún cambio en este sentido.

La decisión europea llega después de una semana de intensas presiones por parte de Israel. El primer ministro, Binyamin Netanyahu, mantuvo conversaciones telefónicas con varios líderes europeos, entre ellos José Luis Rodríguez Zapatero, para instarles a que la UE no aprobara la iniciativa sueca sobre Jerusalén Este.

El ministro israelí de Justicia pide restaurar la ley religiosa

El imparable proceso de involución religiosa que desde hace ya bastante tiempo experimenta Israel se aprecia a diario –y hasta varias veces al día– en mil aspectos de la vida cotidiana del país, aunque es la primera vez que todo un ministro de Justicia insta públicamente al Estado a sustituir la ley civil por la ley religiosa que emana de la Torá (el Pentateuco, los cinco primeros libros de la Biblia). En su calidad de titular de Justicia, Yaakov Neeman, un independiente de 70 años muy próximo al primer ministro Binyamin Netanyahu, expresó el lunes por la noche, durante un encuentro con rabinos, su deseo de que el Estado se acoja progresivamente a la ‘halaja’ (ley judía), unas palabras que han suscitado algunas críticas –aunque no muy numerosas– en ciertos ámbitos de la oposición, así como algunos apoyos y silencios dentro de la coalición gubernamental.“[Israel debería] restaurar su antigua gloria, de manera que la ley de la Torá sea la ley de Israel; la forma apropiada de instaurar la ley de la Torá sería realmente por fases, un paso después de otro”, dijo Neeman. “Israel debería recuperar la herencia de nuestros antepasados, las primeras y últimas palabras de la Torá, que contienen una solución completa para todas las cuestiones que nos conciernen. Y pronto, en un futuro próximo. Amén”, añadió el ministro. Los rabinos le respondieron con una cerrada ovación.