miércoles, 30 de diciembre de 2009

Saadat advierte a Abbas sobre seguir una política de jugueteo con la OLP y sus instituciones

[30/12/2009 - 10:28 AM]

GAZA, (PIC) - El diputado cautivo Ahmed Saadat, secretario general del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), advirtió hoy a Mahmoud Abbas y a su autoridad de seguir una política de jugueteo con la Organización de Liberación de Palestina (OLP) y sus instituciones.

En una carta filtrada desde las cárceles israelíes, Saadat instó a la Autoridad Palestina (AP) a activar la Declaración de El Cairo de 2005 y el documento del acuerdo nacional y renunciar a la política de esperar hasta que las negociaciones de paz entrasen en punto muerto.

También hizo un llamamiento a reanudar diálogo nacional para lograr la reconciliación nacional y reorganizar la casa palestina, e instó a la Comisión Nacional de Reconciliación y a la OLP a celebrar una reunión para llevar a cabo una revisión política general y formular un programa de acción nacional basado en la opción de la resistencia.

El dirigente del FPLP pidió que prosiguiera el boicot a Israel, luchar contra todas las formas de normalización con éste y desenmascarar su verdadera cara fea y sus falsas afirmaciones de ser una democracia, sobre todo en el primer aniversario de la guerra israelí contra la Franja de Gaza.

En otro contexto, el Comité Independiente para los derechos humanos (oficina del Ombudsman), impugnó judicialmente la ley de aprobación de seguridad puesta en marcha por la AP como condición para todos los palestinos que deseen ocupar cargos públicos en la AP.

El comité dijo que esta condición deroga derechos fundamentales de los funcionarios palestinos en Cisjordania y viola las disposiciones de la Ley Básica Palestina, así como la Ley de Servicio Civil de 1998 y su reglamento ejecutivo.

La comisión dijo que recibió más de 250 quejas de funcionarios públicos palestinos hasta el final del pasado mes de noviembre después de que la AP sancionó la condición de aprobación de seguridad que estipula que cualquier persona designada para ocupar un cargo público debe obtener la aprobación de los aparatos de seguridad de Abbas.