miércoles, 30 de diciembre de 2009

Seguimos informando sobre la Marcha a Gaza

30.12.09

En el día de hoy, 29 de diciembre de 2009, las primeras acciones de la mañana han tenido lugar en las embajadas, donde siguen las protestas en la embajada de Francia y en la de Estados Unidos.

El grupo de españoles se ha concentrado en las oficinas de la ONU, en la que estuvimos ayer centenares de personas y donde han permanecido durante la noche y hasta las 4 de la tarde de hoy un grupo de 6 activistas de distintas nacionalidades, que reivindicaban el derecho a desplazarse a Al Arish. Las negativas en las negociaciones, realizadas directamente con los agentes de seguridad, han fracasado; y se constata que ni la ONU ni las autoridades egipcias, ni los diplomáticos de la embajada de España han respondido a ninguna petición. Tras esperar si era posible que Egipto permitiera a estos seis activistas desplazarse hasta El Arish, más cercano a la frontera con Gaza, una activista catalana se dirigió a la mitad de la avenida donde permaneció tendida en el suelo, de donde fue retirada por las fuerzas de seguridad, para posteriormente ser trasladada a un hospital. El resto de los activistas abandonó la acción, ante la presencia de decenas de delegados de la Marcha, donde destacaba la presencia de italianos y españoles.

Simultáneamente cientos de activistas reclamaban la libertad de Gaza en el sindicato de periodistas del Cairo, donde con banderas, eslóganes y pancartas gritaban al unísono por el fin del asedio a la Franja. Nuevamente esta acción fue controlada firmemente por las fuerzas de seguridad egipcias lo que ha provocado un caos en el tráfico del centro de El Cairo, ya caótico en sí mismo. Las acciones de presión han continuado en otros lugares, y se espera que dentro de unos minutos se lleve a cabo otra acción de protesta global por la visita de Netanyahu a Egipto.

Los grupos que salieron esta mañana en dirección a Al Arish han sido devueltos a El Cairo, puesto que todos los puestos de control que tienen entrada en el Sinaí se encuentran cerrados para el paso de todo vehículo, tenga o no tenga que ver con la Marcha a Gaza.

El grupo que ya estaba en Al Arish continua allí organizando protestas, y quienes estaban en Rafah ya no están retenidos, y se encuentran nuevamente con ellos.

El control de las actividades es extraordinario, sigue la huelga de hambre de varias activistas, entre ellas Teresa Salas, y la imposibilidad de movimientos. Desde luego trabajo le estamos dando a los agentes secretos y a las fuerzas de seguridad, que obviamente dificulta enormemente la presencia de periodistas en la zona.

http://trasterrados.blogspot.com/2009/12/seguimos-informando-sobre-la-marcha.html