viernes, 1 de enero de 2010

Seguimos luchando pese a las concesiones

30 Diciembre 2009 por culturaypaz

Estos dos últimos días están siendo muy difíciles. Tras la marcha de 5 kilómetros que realizamos el lunes hacía Rafah y que fue interceptada por los antidisturbios provocando que nos quedásemos en ese punto 4 horas ocupando la carretera, ayer volvimos a intentar realizarla conjuntamente con el resto de internacionales siendo bloqueados por la policía en el centro de Al Arish, junto a la mezquita principal.

El martes ha sido un día de emociones, de lucha y de resistencia activa. Tras concentrarnos en la plaza donde figura el monumento a Sadat, primer líder egipcio que traiciono a su pueblo firmando la paz con Israel, salimos caminando en dirección a la gobernación, el edificio que representa al gobierno egipcio en la ciudad, siendo interceptados a pocos metros de comenzar a andar. Durante cerca de una hora la situación ha provocado que cortásemos el trafico sentados en el suelo y cual ha sido nuestra sorpresa que a lo largo de la acción se nos ha unido un ciudadano egipcio y su hija. Al principio la desconfianza ha surgido entre los activistas por lo inusual de la situación pero al ver que la policía egipcia pretendía detenerlo, tod@s a una le hemos protegido y llevado con nosotros de nuevo a la plaza, liberando la carretera, para evitar males mayores.

[La imagen del día...]

Cual ha sido nuestra sorpresa cuando este señor, Gamal Gomaa Ibrahim, ha comenzado a hablar (en el video que adjuntamos podréis escucharle). Y es que si, Egipto es un Estado policial que mas que proteger a su población la somete, maltrata y humilla como hemos podido ver a lo largo de estos días; policías que pegan patadas a los niños que se quieren acercar a nosotros y les dicen que los internacionalistas tenemos el SIDA y estamos infectados por los cerdos, policías que arreglan las disputas en función de quien pague mas, policías que lejos de servir a su pueblo les controla y no permite ni un ápice de disidencia política o intelectual al régimen de Mubarak.

El trato que los internacionales estamos recibiendo en Al Arish por parte de la policía dista mucho del que reciben los súbditos egipcios, algún empujón que otro en momentos de tensión pero sin trascender de momento de ahí.

La historia del señor Jumal se ha ido aclarando para nuestras conciencias a lo largo de la tarde mientras charlábamos con él. Tras conversar entre nosotros hemos llegado a la conclusión que la emoción de ver internacionales defendiendo a sus hermanos palestinos le ha hecho olvidar el miedo (lógico) que todo ciudadano egipcio tiene a la represión. Dejándose llevar, y sin pensar en las consecuencias, se ha integrado en nuestro grupo junto con su hija de 17 años a corear en árabe “Tod@s somos palestin@s, finalizar el bloqueo a Gaza”. De este acto emotivo, se ha desencadenado todo un torrente de consecuencias que por unas horas han hecho que nuestro objetivo sea proteger puntualmente a Jamal de una segura detención y conseguir que alguna ONG que trabajase el tema de DD.HH. se hiera cargo de su caso. Y es que en Egipto, hablar libremente es delito como hemos podido ver hoy. Tras cumplir este objetivo, volvimos al principal; estrategia para romper el cerco a Gaza.

Ayer a última hora de la noche se hizo pública una información que nos inquieto un poco por lo que podría significar. Los compañeros de Code Pink habían llegado a un acuerdo con una ONG dependiente de la esposa del presidente Mubarak para que la ayuda humanitaria que los internacionales habían traído pudiese llegar a Gaza escoltada por cien de ellos. Cien de mil quinientos. Tras hablar con los compañeros que se encuentran en El Cairo, ambas partes que conformamos la delegación de España y Catalunya llegamos a las siguientes conclusiones:

- En ningún caso habíamos venido a participar en esta marcha por razones humanitarias sino políticas. El cerco a Gaza es una decisión política de Israel, EE.UU. y Europa principalmente.

- Que el que se ofrezca la oportunidad de que entre cien personas en Gaza desacredita la justificación dada por el Gobierno egipcio para prohibir la Marcha en su origen, no es la seguridad lo que esta en juego sino el capricho de quien hace la opción; para entrar en Gaza bajo el paraguas de la ONG de la mujer del Presidente Mubarak si hay seguridad, para entrar como activistas es peligroso. Si lo que se pretende es hacer ayuda humanitaria, mejor que dos autobuses sería facilitar la entrada en Gaza del convoy Viva Palestina que Egipto le lleva negando la entrada hace días desde Aqaba (Jordania).

- Que esta decisión es una conquista colectiva de toda la gente que se ha movilizado a nivel internacional; la delegación francesa acampando frente a su embajada en el Cairo (mas de 250 franceses), el contingente de Catalunya y de otras partes del Estado español que se encuentra manteniendo la tensión en Al Arish, el resto del grupo del Estado que acampo frente a la Embajada de la ONU en El Cairo y que fue ayer duramente reprimido, las compañeras que emprendieron una huelga de hambre (y aún la mantienen), y el resto de anónimos que durante los últimos 3 días no han dejado de generar el caos (de una manera involuntaria pero consciente) en Egipto ante los ojos de millones de personas de todo el mundo, y de tod@s vosotros que desde otras partes del mundo habéis saturado las lineas de teléfono de las embajadas.

En cualquier caso, que ni piensen que esa vaga concesión va a apaciguar nuestro animo de entrar en Gaza junto a los cientos de compañeros que estamos aquí. Seguiremos nuestra dinámica de activismo y solidaridad hasta que se habrá la frontera y se termine con el criminal bloqueo a la franja de Gaza. Que haya internacionales en Gaza en esta fechas esta bien, pero no nos van a comprar. Nuestro objetivo no es entrar en Gaza sino que se acabe el bloqueo a la franja.
Aqui os dejo el video resumen de lo que fue la jornada de ayer… un fuerte abrazo y muchas gracias por vuestros comentarios y por vuestra solidaridad.