sábado, 2 de enero de 2010

Hamas: las Condiciones Israelíes para un Acuerdo sobre Prisioneros "Imposibles"

31/12/2009 Almanar

El liderazgo de Hamas ha concluido sus discusiones sobre un intercambio de prisioneros con Israel y se espera que rechace las reservas presentadas por los israelíes.

Se esperaba que una delegación del movimiento de Gaza, que celebró consultas en Damasco en los pasados días, volviera a Gaza el jueves. La respuesta oficial será entregada pronto al mediador alemán Gerhard Konrad, que está ahora fuera de la región por vacaciones.

Según un informe de Ynet, poco después de que la postura de Israel fuera transmitida a Hamas, el movimiento decidió que la fórmula israelí era inaceptable y pidió una sustancial mejora de la misma con el fin de reanudar las conversaciones sobre intercambio de prisioneros.

Una fuente de Hamas dijo a Ynet que la demanda israelí de que algunos prisioneros fueran deportados era "inaceptable, especialmente considerando la cifra de los mismos. Además, la negativa a liberar a algunos altos dirigentes y la falta de garantías en lo que se refiere a los deportados – todo ello hace imposible un acuerdo en dichos términos en lo que a nosotros concierne."

Según la fuente, "hemos dicho ya que la serie de intensas discusiones en Israel fue una gran pantomima. Los israelíes no tienen ningún plan para implementar el acuerdo. Ellos son conscientes de nuestras demandas y las han rechazado, haciendo así a Israel responsable del hecho de que el acuerdo se vaya a demorar durante un período más largo de tiempo, que soy incapaz de definir."

Estimó que la postura de Israel no estaba dirigida a mejorar el clima de las negociaciones. "Tenemos la impresión de que Israel no está interesado en un acuerdo y que toda la atmósfera creada alrededor de las discusiones y las filtraciones israelíes sobre concesiones dolorosas están dirigidas únicamente a crear en la opinión pública la impresión de que Israel ha hecho todo lo posible. Sin embargo, Israel no ha hecho nada y es el único responsable de que Gilad Shalit se convierta en el segundo Ron Arad dentro de la Franja."

La fuente de Hamas añadió: "Reiteramos que el acuerdo, en lo que a nosotros concierne, es posible dentro de un corto período de tiempo e Israel sabe lo que tiene que hacer para hacerlo posible."

Él indicó, sin embargo, que el acuerdo no estaba concluido y que las conversaciones continuarían en un inmediato futuro.

HAMAS: FRUSTRAMOS UN INTENTO ISRAELÍ DE LOCALIZAR A SHALIT

Por otro lado, el servicio de seguridad interno de Hamas señaló que había frustrado un intento israelí de recoger datos de inteligencia sobre el lugar donde Shalit estaba custodiado. Según el jefe del servicio de seguridad interno de Hamas, Abu Abdullah, el servicio de seguridad interno israelí, Shin Bet, ha intentado reunir datos de inteligencia a través de miembros de la organización rival Fatah que han operado en la Franja de Gaza en el pasado.

Abu Abdullah dijo en una entrevista con un sitio web vinculado a Hamas, Falastin Alaan, que los operativos de Fatah alquilaron una casa y vehículos en el este de la Ciudad de Gaza y planeaban secuestrar a un alto dirigente de la rama militar de Hamas y llevarlo a la entidad sionista. No especificó cuando la operación iba a tener lugar.

El sitio de Hamas informó que las negociaciones para la liberación de Shalit se habían tropezado con la negativa de Israel de liberar a cuatro "altos detenidos": el líder de Tanzim Maruan Barguti, el secretario general del Frente Popular para la Liberación de Palestina Ahmed Saadat y dos de los jefes de la rama militar de Hamas en Cisjordania: Ibrahim Hamad y Abdullah Barguti.

Por otro lado, un miembro del Buró Político de Hamas, Izzat al-Rishq, subrayó en una entrevista con el canal de televisión en lengua árabe, Al Yazira, que el grupo de resistencia islámica continúa las consultas acerca de la propuesta transmitida al mismo por el mediador alemán.

Rishiq rechazó el martes el informe de Al Arabiya de que Hamas hubiera rechazado la propuesta. El dirigente de Hamas no quiso dar detalles sobre la sustancia de la propuesta israelí o comentar los problemas que pudieran llevar a su organización a rechazarla.