lunes, 28 de septiembre de 2009

Clinton urge a los árabes a establecer vínculos con Israel

Domingo, 27 de septiembre 2009
Aljazeera

Hillary Clinton, ministra de exteriores de EEUU, ha pedido a las naciones árabes que tomen medidas para normalizar relaciones con Israel, en un esfuerzo para reiniciar las estancadas conversaciones de paz en Oriente Medio.

Clinton planteó el tema a sus homólogos de Oman, Arabia Saudita, Kuwait, Bahrein, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos en el marco de la asamblea general de la ONU el sábado.

Declinó comentar sobre el contenido de sus conversaciones, pero después dijo que habían sido "extremadamente productivas."

Entre los gestos hacia Israel que Washington ha propuesto están apertura de comercio y oficinas comerciales, permitir derechos de sobrevuelo a los aviones israelíes y promover intercambios académicos y culturales.

EEUU también ha instado a los estados árabes a que presten apoyo político y económico a Mahmoud Abbas, el presidente palestino, para sentar las bases para la reanudación de las negociaciones israelo-palestinas.

Intransigencia israelí

Hasta ahora, los estados árabes se han resistido a hacer concesiones a Israel, diciendo que Israel debe primero imponer un congelamiento total de la construcción de asentamientos judíos en Cisjordania.

Binyamin Netanyahu, el primer ministro israelí, ya ha dejado claro que no va a responder a esas exigencias.

La negativa de Israel ha sido un punto de fricción importante para poner en marcha las conversaciones.

Egipto acusó a Israel de carecer de voluntad política para entrar en conversaciones de paz "serias y creíbles" con los palestinos.

En un discurso ante los 192 miembros de la Asamblea General de la ONU, Ahmed Abul Gheit, ministro de Asuntos Exteriores de Egipto, dijo: "A lo largo de este año, Israel ha demostrado falta de la voluntad política necesaria para entablar negociaciones serias y creíbles que tengan por objetivo llegar a una resolución final del conflicto."

"El paquete perfecto"

Expuso las propuestas de Egipto instando a la comunidad internacional a presentar "la fórmula para la solución definitiva", y destacó la necesidad de "garantizar el compromiso de Israel para poner fin a toda actividad de colonización."

La congelación de la actividad de asentamientos israelíes "debe ir de forma simultánea y en paralelo a la vía de negociación con el fin de reforzar la confianza palestina en las intenciones de Israel", dijo.

Egipto ha sido el principal interlocutor árabe de Israel desde que ambos firmaron un tratado de paz en 1979, pero los vecinos siguen en desacuerdo sobre el proceso de paz.

A pesar de la intransigencia de Israel, dirigentes estadounidenses dijeron que la Casa Blanca quiere que los Estados árabes hagan gestos de buena voluntad "tangibles" y "creíbles" hacia Israel, a pesar de la negativa de Israel.

"No queremos esperar por el paquete perfecto. Ahora es el momento de iniciar las negociaciones", dijo Jeffrey Feltman, alto diplomático estadounidense para el Oriente Medio.