sábado, 3 de octubre de 2009

Pacto de silencio - Obama aprueba que Israel siga sin informar sobre su arsenal de armas atómicas

El presidente de EEUU mantendrá la misma política de los últimos 40 años

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante un acto en Maryland. | AFP

dpa | Washington 02/10/2009 19:32
El Mundo

El presidente estadounidense Barack Obama sigue defendiendo un acuerdo de silencio con Israel que permite a este país no informar a la comunidad internacional sobre su arsenal de armas atómicas.

Según la edición del viernes del diario 'The Washington Post', que cita a tres funcionarios del Gobierno de EEUU, el jefe de Estado dio a entender al primer ministro Benjamin Netanyahu que no habrá cambios en la política seguida por la Casa Blanca durante los últimos 40 años.

Con ello, Estados Unidos descarta ejercer presión contra Israel para que firme el Tratado internacional para la No Proliferación de armas atómicas (TNP). En el Estado hebreo había dominado la incertidumbre sobre la actitud de Obama, ya que el mandatario demócrata hizo del TNP una de sus prioridades políticas. Sin embargo, ahora parece que el líder de la Casa Blanca seguirá eximiendo a Israel de las inspecciones internacionales.

Netanyahu ya dijo la semana pasada en una entrevista que seguía manteniendo el acuerdo. A la pregunta de si estaba preocupado por el llamamiento de Obama a un mundo sin armas atómicas ante la Asamblea General de la ONU, el primer ministro israelí respondió que el discurso estaba dirigido a Irán y Corea del Norte.

La revelación de 'The Washington Post' se conoce en un momento en que Irán y las seis potencias negocian sobre el programa nuclear de la República Islámica. Teherán, que siempre ha denunciado el trato preferencial de Occidente hacia Israel, prometió el jueves que permitirá las inspecciones de la ONU en la planta de Qom que había mantenido oculta hasta hace poco. El director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Mohamed el Baradei, viaja este fin de semana a Teherán para mantener nuevas negociaciones.