domingo, 27 de septiembre de 2009

Israel ofrece frecuencias de teléfono si la ANP retira la demanda por crímenes de guerra

27/9/09

Jerusalén, 27 sep (EFE).- Israel ha exigido a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) que retire una petición que ha presentado ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya para que investigue los supuestos crímenes de guerra cometidos por el Ejército israelí durante su última ofensiva en la franja de Gaza.

El diario israelí Haaretz informa en su edición de hoy que la exigencia ha sido presentada a la ANP como condición para concederle una segunda licencia de telefonía móvil, que los palestinos demandan a Israel desde hace meses.

La concesión de la licencia está pendiente de aprobación porque las frecuencias requeridas por la ANP son muy parecidas a las que usa en Cisjordania el Ejército israelí.

De no obtener el permiso antes del 15 de octubre, el gobierno palestino podría incurrir en un incumplimiento de contrato con el proveedor, la empresa Watanya, a la que deberá compensar con 300 millones de dólares por las infraestructuras que ya ha instalado.

En la ANP existe actualmente una única compañía de teléfonos móviles, Pal-Tel, y la concesión de una segunda licencia es vista por el liderazgo palestino como un asunto vital, según el Haaretz.

"Diplomáticos occidentales, entre ellos el enviado del Cuarteto de Oriente Medio, Tony Blair,.. han aclarado a destacados funcionarios israelíes que el tiempo se acaba, y le han instado a conceder el permiso", refiere el rotativo.

Mohamed Mustafa, asesor económico del presidente palestino, Mahmud Abás, declara que Israel "nos está poniendo trabas" y quiere que "Pal Tel deje libres algunas de sus frecuencias para que las use Watanya".

A la disputa por las consecuencias técnicas de la entrada en servicio de una nueva compañía celular se ha sumado, como elemento de presión, la petición que la ANP presentó recientemente a la Corte Internacional de La Haya para investigue los supuestos crímenes de guerra cometidos por Israel en la operación Plomo Fundido, en la que murieron unos 1.400 palestinos, la mayoría civiles.

La demanda palestina, a raíz de las conclusiones publicadas por la Comisión Goldstone, designada por la ONU, obtuvo la autorización personal de Abás.

"En Israel -señala el Haaretz- creen que la ANP está siendo injusta, porque en el momento de la operación, el pasado invierno, sus más altos funcionarios alentaron a sus pares israelíes a incrementar la presión sobre Hamás, e incluso a que intentara hacer colapsar (el régimen islamista)".

Sólo hacia el final de la guerra, la ANP se unió a la ola de críticas internacionales contra Israel.

"La ANP ha llegado a un punto en el que tiene que decidir si está con nosotros o contra nosotros", dijeron fuentes militares al Haaretz al justificar la negativa del Ejército a dejar libres las frecuencias que necesita la empresa Watanya.

Fuente: Yahoo
Viñeta: MR FISH