miércoles, 7 de octubre de 2009

Haneyya: Retrasar la votación sobre el informe de la ONU un duro golpe a la reconciliación

[05/10/2009 - 07:14 PM]

GAZA, (PIC) - El primer ministro palestino Ismail Haneyya afirmó el lunes que aplazar la votación del informe de Goldstone en el Consejo de DDHH de la ONU, a petición de la Autoridad Palestina en Ramallah, ha asestado un golpe a los esfuerzos de reconciliación nacional.

Durante una sesión extraordinaria celebrada por el Consejo Legislativo Palestino en Gaza para discutir las implicaciones de diferir el informe, Haneyya destacó que lo ocurrido es una política sistemática que debe acabarse si los rivales palestinos querían reforzar su unidad nacional y firmeza frente a la ocupación israelí.

"Si este liderazgo no es retirado de la escena de la acción, vamos a permanecer en el medio de la lucha inter palestina", agregó el primer ministro.

Reveló en su discurso hechos relacionados con el escándalo que se produjo en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas confirmando la participación directa de Abbas en la obstrucción del informe.

"Estábamos en contacto con algunos de los círculos cercanos a la ONU y al Consejo de Derechos Humanos, y todos los que llamamos por teléfono confirmaron que todo iba bien y que había el impulso de varias organizaciones de derechos humanos y la creencia de que este informe ganaría la votación con el voto de dos tercios de la mayoría", reveló el primer ministro.

Añadió que en el último momento, la Autoridad Palestina de Ramallah se puso en contacto con su enviado y le ordenó que pidiera al representante de la Organización de la Conferencia Islámica que presentara una solicitud de aplazamiento de la votación.

El primer ministro subrayó que lo ocurrido es parte de una política sistemática seguida desde la guerra de Israel contra Gaza, cuando la Autoridad Palestina hizo declaraciones justificando la guerra proporcionando a la ocupación encubrimiento de sus crímenes.

Por su parte, el Dr. Mahmoud Al-Zahhar, miembro de la oficina política de Hamas, pidió durante la sesión que se le retirara nominalmente la nacionalidad palestina a Mahmoud Abbas y a todos los colaboradores suyos que participaron en el aplazamiento de la votación del informe de Goldstone.

El Dr. Zahhar dijo que su solicitud de retirar la ciudadanía de Abbas no es una petición oficial debido a la ausencia de una autoridad oficial que pueda hacerlo.

En un contexto afín, el dirigente de Hamas, Ayman Taha, deploró que las facciones de la izquierda palestina retiraran su participación en la conferencia nacional sobre la decisión de la AP de aplazar la votación sobre el informe de Goldstone, como un acto injustificado e irresponsable.

Por su parte, la coalición de las fuerzas palestinas en Líbano denunció enérgicamente a la Autoridad Palestina de Ramallah por posponer la votación del informe de Goldstone, diciendo que esta actuación vergonzosa proporcionó a Israel encubrimiento de sus crímenes contra el pueblo palestino y lo alentaba a persistir en su agresión.

Una figura importante de Fatah reveló a la agencia de noticias Safa el lunes que cinco dirigentes de la AP fueron los responsables de la decisión de diferir la votación del informe de Goldstone.

El funcionario de Fatah dijo, a condición de anonimato, que esos dirigentes fueron Mahmoud Abbas, Salam Fayyad, Saeb Erekat, Yasser Abedrabbo y Akram Haneyya.